El e-commerce gana terreno en Honduras

por | 13 Feb, 2020 | eCommerce, Transformación Empresarial | 0 Comentarios

Cada vez más el comercio electrónico está tomando auge y aceptación entre los hondureños.

El comercio electrónico ha ido evolucionando desde los años 20 del siglo XX, cuando por catálogos se hacían pedidos a los comerciantes en Estados Unidos y casi un siglo después, hoy en día toda empresa que comercialice bienes y/o servicios y desee estar a la vanguardia para poder competir en el comercio actual debe tener presente el e-commerce.

Honduras,en su búsqueda de avanzar en su transformación digital ha ido adoptando poco a poco la modalidad del comercio electrónico, desde la inclusión y acceso a páginas como Amazon e eBay, hasta ya poder contar con empresas nacionales que ofrecen servicios o productos a los que la población puede acceder por medio de esta herramienta digital.

También, han ido surgiendo empresas que se encargan de traer de una manera más sencilla productos desde el extranjero, usando Amazon y un intermediario hondureño, como lo es Gboxmall o Fedex, pero también hay empresas nacionales que han ido creando su propio mercado donde las personas pueden comprar por internet y una compañía nacional las lleva su compra hasta su casa.

El gerente comercial de Sompopo, Alberto Midence platico con IT Magazine sobre cómo el e-commerce ha pasado de ser una actividad informal hace tres años, a ser una actividad reconocida y validad por la ley, siendo el decreto No. 149-2014, el cual da vida a Ley sobre Comercio Electrónico en el país y gracias a la cual nacen muchas empresas relacionadas a este rubro en el país.

También lee: El efecto “big data” en el retail nacional

“En Honduras el e-commerce ha sido en su mayoría informal, y llegó a cambiar la experiencia que había tenido el hondureño en plataformas de e-commerce, que se daba en medios no tradicionales como Facebook o Instagram y en muchos casos terminaban siendo fraudes” comentó Midence, quien aseguró que el comercio electrónico inició en Honduras de manera más formal con el retail, siendo las empresas minoristas las que iniciaron con esta modalidad.

según el experto, a pesar de que mucha gente aún no se acostumbra a pedir artículos tecnológicos o de belleza por internet, luego de vivir por primera vez la experiencia del comercio electrónico siempre buscan volver a experimentar la herramienta porque se dan cuenta de la comodidad, rapidez y el ahorro que implica, aunque dejó claro que también en ocasiones siempre existen algunas dificultades que pueden hacer de esta experiencia algo no tan agradable y esto, sumado a la ansiedad del comprador puede ser un desafío para estas empresas.

Retos en Honduras

Como todo en la vida, siempre existe una resistencia y temor a los avances tecnológicos, el tener una curva de aprendizaje que podría implicar miedo es en opinión de Midence, uno de los desafíos más considerables del comercio electrónico en Honduras.

“Lo usual en los comercios es realizar la venta, hacer la entrega y luego el cobro, pero solamente un 5% de la población nacional cuenta con dinero de plástico (tarjetas de crédito y débito), y por otro lado, la dificultad de llegar a un alcance nacional, ha sido algo que dificulta mucho esta forma de comercio, lo anterior ha orillado a que muchas empresas como Sompopo se unan con billeteras digitales y bancos para un mejor cobro y una más placentera práctica para el cliente”, explicó.

Alberto Midence, gerente comercial de Sompopo.

Agregó: “también no se debe dejar de considerar, que Honduras no cuenta con un sistema vial completo a nivel nacional, siendo algunas comunidades de difícil acceso, y sumado a eso, la falta de un correcto uso de las direcciones muchas veces hace que los clientes den direcciones imprecisas y solamente digan: “a la par de la pulpería o enfrente de la iglesia católica”.

No olvides leer: Se fortalece el uso de criptomonedas en Latinoamérica

Por la parte del cliente, un desafío es como deberé pagar y las dudas que surgen al pensar cómo me enviarán mi producto, sin dejar de lado, el temor de que su producto no llegue bien o no sea el que haya pedido, situaciones que de acuerdo con Midence en Sompopo se buscan reducir.

Lo anterior sin dejar de lado el temor de los inversores y de las compañías de incursionar en este negocio, que mueve más de 6 billones de dólares en 2024 a nivel mundial, según un estudio Juniper Research, lo cual muestra una media de casi 1,000 dólares anuales por persona que invierte en adquirir bienes por comercio electrónico.

0 comentarios

Enviar un comentario




Otras categorías

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Te enviaremos las noticias mas importantes del mundo IT

Muchas Gracias!

Pin It on Pinterest

Share This