El Legal Project Management se impone en los despachos

por | 13 Nov, 2019 | Management | 0 Comentarios

En la inversión digital de un despacho, la seguridad de la información y la eliminación de tareas repetitivas, son dos de los aspectos en los que la inversión resulta fundamental para cualquier bufete.

La forma de trabajar en los despachos está cambiando. La evolución en los métodos de trabajo que siguen las empresas se ha convertido en imprescindible para que cualquier bufete salga adelante en un sector cada vez más competitivo, como es el de los servicios legales.

Ante este panorama nace el Legal Project Management, una nueva herramienta que le permite a los abogados ahorrarse tiempo y descifrar más fácil toda la información detallada de cada uno de sus casos. Además, de un mejor análisis para saber el valor de dicho trabajo. 

Es así que ya empieza a implementarse en los bufetes esta herramienta, basada en un conjunto de conocimientos, técnicas, herramientas y habilidades propias de la disciplina del Project management, pero adaptada al sector legal para optimizar su funcionamiento. 

Este sistema de gestión por proyectos está basado en la orientación al cliente, la organización por fases y el trabajo colaborativo, con una evaluación constante de los procesos para poder corregir lo que no funcione.

No dejes de leer: Management: estrategia clave para las empresas

“Se pasa de trabajar de una forma aislada a una forma organizada con planes maestros”, detalló Aurea Barco González, Market Manager de Wolters Kluwer.

Una afirmación que José María Fernández Comas, director de la publicación online de Derecho Práctico, refrenda, “aunque ya los grandes despachos no cobran por horas, es importante saber cuánto tiempo se invierte en un caso, cuántas personas trabajan en él y en consecuencia cuánto se puede cobrar al cliente por nuestro trabajo”.

Transformación digital

Este sistema de gestión del trabajo requiere además una transformación digital del despacho. En este sentido, uno de los cambios más destacables es pasar, como señala Barco, de almacenar la información de los expedientes en carpetas, cajones o discos duros a guardarla en la nube.

Entre las ventajas que supone para el abogado el uso de la nube están: la posibilidad de consultar el estado del caso en cualquier momento y lugar desde un dispositivo móvil, y facilitar la comunicación y envío de documentación inmediata al cliente. 

Según explicó Fernández la inversión digital mínima de un despacho debe ser del 4% de su facturación, siendo la seguridad de la información y la eliminación de las tareas más repetitivas y con menor valor añadido, los dos aspectos en los que la inversión resulta más fundamental para cualquier bufete. Sin embargo, advierte que “el despacho debe ser prudente y no invertir en nuevas tecnologías sin haber hecho previamente un pensamiento propio de la digitalización”, es decir, sin valorar qué necesita en particular su bufete.

Información destacada: Ahora puedes almacenar tus datos con plena garantía de seguridad en Mevaul

Así, dependiendo de las particularidades del despacho: tamaño, competencias, abogados, etc, le resultarán más útiles para mejorar su rentabilidad unas soluciones tecnológicas u otras.

0 comentarios

Enviar un comentario




Otras categorías

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Te enviaremos las noticias mas importantes del mundo IT

Muchas Gracias!

Pin It on Pinterest

Share This