Las baterías plegables para los móviles están a punto de revolucionar la industria

por | 7 Oct, 2019 | Entrevista | 0 Comentarios

Era una voz unánime en la industria que ya el año pasado habíamos comenzado a escuchar, y es que ciertamente los smartphones se habían vuelto aburridos con diseños muy parecidos y una evidente falta de novedades importantes, movimiento necesario para animar un mercado tan volátil como este. Nos habían prometido móviles plegables, pero no terminaban […]

Era una voz unánime en la industria que ya el año pasado habíamos comenzado a escuchar, y es que ciertamente los smartphones se habían vuelto aburridos con diseños muy parecidos y una evidente falta de novedades importantes, movimiento necesario para animar un mercado tan volátil como este.

Nos habían prometido móviles plegables, pero no terminaban de llegar nunca, y es que un smartphone plegable de pura sangre precisaba de componentes flexibles que la tecnología no había asumido todavía, y las primeras implementaciones que hemos visto en este 2019 nos lo han acabado por demostrar: la tecnología sigue verde para un móvil plegable.

Es cierto que en unos días tendremos en las tiendas tanto al Huawei Mate X como al Samsung Galaxy Fold, también lo es que Xiaomi ha querido darle una vuelta de tuerca a lo que conocíamos en el sector con el Mi MIX Alpha, e incluso el gigante chino prepara ya una segunda generación con stylus de su móvil plegable; pero todos ellos tienen el mismo problema de juventud, y es que lo único realmente flexible es su pantalla instalada sobre una doble carcasa rígida cosida a una bisagra central.

Así pues, estamos seguros de que les encantará conocer la primera batería flexible del mundo, un desarrollo de los investigadores de ETH Zurich que nos anticipa la forma de alimentar gadgets y wearables, e incluso ropa inteligente, en un futuro próximo: Aún necesita recorrido, pero es ya una realidad… ¡Y además funciona!

Con una batería como esta se podría pensar en diseños más arriesgados, y es que tanto el Mate X como el Galaxy Fold presentan dos baterías más pequeñas cada una en un extremo comprometiendo el diseño y la construcción del terminal plegable.

La nueva batería flexible se puede plegar, retorcer y estirar sin que se interrumpa el suministro de energía, algo sin duda difícil de creer y que al día de hoy todavía nos parece cosa de la ciencia ficción.

Tal y como nos explican los investigadores del equipo suizo, la batería se construye con un “compuesto de polímero flexible que contiene carbono eléctricamente conductivo”, y este mismo polímero sirve para fabricar el ánodo, el cátodo y la cubierta exterior.

En el interior, los investigadores aplican una capa de escamas de plata a tamaño microscópico, que “debido a una forma de superposición similar a las tejas de un techo, nunca pierden contacto entre sí ni siquiera cuando se estira o dobla el elastómero.

Además, y aunque la conductividad de las escamas de plata se perdiese por alguna razón, el compuesto elástico que contiene carbono puede transportar también una cantidad de energía más débil, aunque se necesita más investigación para que este diseño de batería flexible pueda llegar a una aplicación comercial útil.

0 comentarios

Enviar un comentario




Otras categorías

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Te enviaremos las noticias mas importantes del mundo IT

Muchas Gracias!

Pin It on Pinterest

Share This